Paneles Solares Flexibles, Qué Son, Tipos [+VENTAJAS]

¿Quieres un panel solar que se adapte a cualquier superficie en la que se quiera instalar? ¿Sabías que existen placas solares que están fabricadas con materiales orgánicos y grafeno, lo que los hace todavía más eficientes? ¿Conocías la nueva opción de los paneles solares flexibles? A lo largo de los años, el sector de las energías renovables ha experimentado constantes cambios. La industria que se encarga de la creación de placas solares no se está quedando atrás, gracias a los nuevos paneles flexibles.

paneles solares flexibles que son como funcionan tipos ventajas

Los paneles solares flexibles son una excelente manera de proporcionar energía limpia y renovable donde quiera que esté. Para que funcione con total eficiencia, el único requisito es que los paneles reciban suficiente radiación solar para convertirla en energía. En este artículo, hablaremos en profundidad de qué son los paneles solares flexibles, los diferentes tipos que existen, sus ventajas y su precio.

Qué son los paneles solares flexibles y cómo funcionan

Los paneles solares flexibles son dispositivos portátiles altamente maleables y, por lo tanto, se puede colocar sobre cualquier superficie, incluidas superficies curvas como los techos de las fábricas. Estos paneles fotovoltaicos flexibles cuentan con un sistema interno que permite que sus células de silicio capten la radiación solar sin una estructura rígida. Su estructura es delgada y flexible y por lo general, está hecho de aluminio o plástico, cubierto por silicio, una capa conductora transparente.

Finalmente, se lamina con teflón o un material similar para evitar que la humedad dañe el módulo. La mayoría también son paneles monocristalinos que tienen celdas negras y bordes redondeados. Estos son mucho más eficientes que las placas policristalinas, de color azul y bordes rectos, las cuales además tienen un coste menor.

Los paneles solares convierten la energía de los fotones (partículas de luz) en electricidad a través de un proceso llamado efecto fotovoltaico. Cuando un fotón golpea un módulo solar, su energía hace que los electrones fluyan hacia la celda solar, creando una corriente eléctrica. La electricidad generada es corriente continua (DC), que a menudo se usa en dispositivos que funcionan con baterías. Para uso doméstico o comercial, la corriente continua se convierte en corriente alterna con la ayuda de un inversor.

Tipos de paneles solares flexibles

En primer lugar, podemos encontrar paneles solares flexibles que pueden adaptarse a superficies rígidas y poco estables. Eso sí, a pesar de ser flexibles, ambas placas tienen un radio de curvatura máximo, normalmente de unos 30 grados, lo que significa que se romperán si las doblas demasiado. Por otro lado, existen diferentes tipos de paneles solares flexibles en función del material de soporte sobre el que se coloquen:

  • Paneles con soporte de tela: Este tipo de soporte permite un mejor transporte de los paneles y en muchos casos, la estructura puede incluso enrollarse sin que las placas sufran ningún daño.
  • Paneles en soportes plásticos: Este tipo de soporte es más duradero que los de tela y es ideal para soportar paneles solares.
  • Paneles semirrígidos: No se pueden enrollar completamente, pero se pueden ajustar perfectamente a la curvatura de la superficie.

Ventajas de los paneles solares flexibles

Como hemos visto, los paneles solares flexibles tienen varias propiedades muy favorables que condicionan su instalación en varios lugares. Estos paneles flexibles son actualmente un nuevo tipo de placa con una estructura semiflexible con un diseño innovador y hechos de células de silicio monocristalino que proporcionan un alto rendimiento. Entre sus ventajas, encontramos:

  • Sistema económico: Por sí solos, ya suponen un ahorro para los hogares en el consumo eléctrico y además, su instalación es muy económica y más rápida que la de unas placas solares tradicionales.
  • Menor consumo de materia prima: Se utilizan menos materiales en la producción que los paneles tradicionales. Por lo tanto, es una solución muy sostenible y respetuosa con el medio ambiente.
  • Ligereza: Los paneles solares flexibles son más livianos que los paneles tradicionales, lo que los hace ideales para techos que no pueden soportar un peso significativo o para ser transportados y usados en otros espacios.
  • Alta resistencia: A pesar de su flexibilidad, estos paneles son muy resistentes a condiciones climáticas adversas y duraderos, por lo que su vida útil está garantizada de 25 a 40 años gracias a la calidad de sus materiales.
  • Ahorro de espacio: Son más delgados y encajan perfectamente en formas curvas y no requieren tanto espacio como los paneles solares tradicionales. Además, su aspecto final es más agradable estéticamente porque se adapta a diferentes contornos y superficies.
  • Mantenimiento sencillo: Al igual que los paneles habituales, su mantenimiento es muy sencillo. Además, su rendimiento no se deteriora con los años.

Precio de los paneles solares flexibles

El precio de un panel solar flexible dependerá de varios factores como los materiales de fabricación o su potencia. Por ejemplo, puedes encontrar en el mercado una placa solar flexible de 100w por menos de 200 euros. Si te vas a otras potencias, el precio de una placa solar de 150w puede llegar a los 300 euros, pero un panel solar flexible de 300w, cuesta alrededor de 150 euros. Y, por supuesto, hay más precios, lo que significa que puedes conseguir placas incluso por 60 euros y estas son perfectas para cargar pequeños aparatos electrónicos como móviles o tabletas. También existen algunas empresas que pueden incluso personalizar tus paneles solares flexibles.

Cómo elegir los mejores paneles solares flexibles

Ahora que comprendes cómo funcionan los paneles solares flexibles, es posible que te interese comprar o instalar uno para tu hogar, vecindario o negocio. Al prepararte para comprar paneles solares, aquí tienes algunos aspectos a tener en cuenta en base a tus necesidades de energía y presupuesto:

#1 Diseño y tamaño

Si se trata de un espacio grande, habrá varias opciones, pero si se trata de un espacio reducido o superficie irregular, se recomienda buscar paneles más eficientes y de mayor potencia. También debes considerar si el espacio donde planeas instalarlo es plano o curvo y si su ubicación está libre de obstáculos, aunque esto no suelen ser un problema para los paneles solares flexibles. Si el área de instalación tiene curvas pronunciadas, asegúrate de comprar paneles solares flexibles con suficiente rango de movimiento.

#2 Potencia

Cuanto mayor sea la capacidad del panel solar, más electricidad puede producir en las mismas condiciones. Para calcular exactamente cuántos paneles solares necesitarás, debes comparar la producción diaria de tus paneles solares con las necesidades del aparato o dispositivo que quieres alimentar con energía solar.

#3 Instalación

Afortunadamente, los paneles solares flexibles son muy fáciles de instalar. Muchos paneles solares flexibles en el mercado vienen con un reverso adhesivo y componentes «plug-and-play», lo que hace que la instalación de su nuevo sistema solar sea más fácil que nunca.

#4 Eficiencia

En general, los paneles flexibles son menos eficientes que los paneles rígidos, pero funcionan mejor con poca luz. Si eliges un panel menos eficiente, necesitarás más paneles para producir la misma cantidad de energía que un panel más eficiente. Tienes que tener en cuenta que el lugar donde vives también puede afectar al rendimiento de tus paneles solares.

#5 Coste

Si estás buscando algo que pueda alimentar a pequeños dispositivos electrónicos o cargar baterías, no tienes que arruinarte. Pero un poco más de potencia tiene un precio más alto, por eso compra solo lo que necesitas y si tus necesidades crecen, amplia encadenando paneles o ampliando el sistema. Siempre puedes agregar paneles para instalaciones paralelas.

#6 Durabilidad

Si está buscando un panel solar flexible, es posible que quieras uno que pueda soportar las durezas de las carreteras, el agua o el camino. Los paneles solares flexibles son una de las opciones más resistentes del mercado y la mayoría son resistentes a la intemperie, con flexibilidad y están diseñados para soportar condiciones que los paneles rígidos no pueden.

Conclusión: Los paneles solares flexibles se adaptan y se llevan a cualquier parte

Los modernos paneles solares flexibles son una excelente y duradera alternativa a los paneles rígidos porque pueden soportar muchos golpes, son adaptables y proporcionan mucha energía para pequeños electrodomésticos y baterías. Como puedes ver, ahora es posible y muy recomendable generar energía de una manera rentable y sostenible utilizando paneles solares flexibles que puedes adaptar y llevar a cualquier parte.

En Supernova somos especialistas en el desarrollo de instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo y analizamos con detalle tus necesidades dándote un presupuesto sin ningún compromiso. Trabajamos con los principales proveedores de tecnología solar, nos aseguramos de ofrecerte la mejor calidad al mejor precio y gestionamos por ti todas las fases del proceso, desde la planificación e instalación, hasta la gestión de los procesos administrativos, además de las subvenciones y bonificaciones que pueden ayudarte a ahorrar hasta un 60% del coste la instalación de las placas solares.

¡Puntúame!

Puntuación media 5 / 5. Votos: 250

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Publicado por Supernova Solar

Somos una empresa española con sede central en Barcelona especializada en el desarrollo y puesta en producción de sistemas de producción de energía renovable.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder a tus preguntas ¡Pregúntanos cualquier cosa!
Hola, soy Alejandro, ¿en qué te puedo ayudar?